Centro de Salud Montequinto

Inicio » Problemas de salud » El desmayo… (Síncope)

El desmayo… (Síncope)

Centro de Salud Montequinto Av. Los Pinos, SN Dos Hermanas (Sevilla) Tel.: 955 928 650/51

Ver mapa

Horario de apertura:

CONSULTAS Lunes a Jueves de 8:00 a 20:00 h. Viernes de 8:00 a 17:00 h.

URGENCIAS Lunes a jueves de 20:00 a 8:00 h. y Viernes de 17:00 a 8:00 h. Sábados y domingos: 24 h.

Siempre que acuda al centro traiga consigo la Tarjeta Sanitaria

Pida cita telefónica a través de Salud Responde (902 50 50 60) o por Internet (InterSAS)

Cita On Line

¿Qué es el síncope?

El síncope es una pérdida transitoria del conocimiento debida a un bajo riego cerebral temporal, caracterizado por ser de inicio rápido, duración corta y recuperación espontánea completa, sin necesidad de aplicar maniobras de reanimación. Los términos «presíncope» o «casi síncope» se usan a menudo para describir un estado que se parece al pródromo del síncope, pero que no se sigue de pérdida del conocimiento.

Es una situación que se da con bastante frecuencia en la población general. Se puede decir que aproximadamente 1 de cada 5 adultos ha sufrido un síncope a lo largo de su vida. La prevalencia más alta se observa entre los 10 a 30 años (47% en mujeres y 31% en varones), siendo por este motivo una causa frecuente de consulta en los servicios de urgencias, sobre todo si hablamos de primer episodio.

Tipos de síncope

Existen varios tipos de síncope. Sin duda, el síncope reflejo es la causa más frecuente de pérdida de conocimiento en cualquier contexto y por eso nos vamos a centrar en él. Como segunda causa y con diferencia menos prevalencia encontramos al síncope secundario a enfermedad cardiovascular. El síncope que se da en pacientes mayores, polimedicados, con enfermedad del sistema nervioso central o parkinsonismo, con insuficiente ingesta de agua y en bipedestación suele ser secundario a hipotensión ortostática. Un grupo aparte lo forman los síncopes de origen desconocido, en los cuales no se llega a determinar el mecanismo por el cual se ha producido el mismo.

El síncope reflejo se refiere tradicionalmente a un grupo de situaciones distintas entre sí en las que los reflejos cardiovasculares que normalmente son útiles para controlar la circulación se vuelven temporalmente inadecuados en respuesta a un desencadenante, y producen dilatación vascular o enlentecimiento del ritmo del corazón y, por lo tanto, una caída en la presión arterial y en la perfusión cerebral global, provocando la pérdida de conocimiento.

Se clasifica en vasovagal, situacional, sincope del seno carotídeo y formas atípicas.

¿Cuáles son los síntomas en este tipo de síncope? Pues, varían según sea el desencadenante:

  • En el caso de síncope vasovagal se suele preceder de sudoración, palidez, náuseas en el contexto de emoción (angustia, miedo, dolor, fobia) o estrés ortostático (por ejemplo, estar mucho tiempo de pie sin movimiento).
  • El síncope situacional se asocia a ciertas circunstancias específicas, como pueden ser cuadros de tos, micción, calor, tras las comidas, ejercicio, risa.
  • El síncope del seno carotídeo (el seno carotideo da las órdenes para que los vasos sanguíneos se contraigan o relajen según la presión arterial que detecta, manteniéndola estable) puede desencadenarse por presión directa sobre el mismo (bajo ángulo mandibular, en ambos lados) o sin desencadenante mecánico, precisando masaje de seno carotídeo para su diagnóstico.
  • Las formas atípicas no tienen un desencadenante aparente.

Otros síntomas en el síncope reflejo son: mareo/inestabilidad, debilidad, fatiga, letargia, trastornos visuales (entre otros, visión borrosa, aumento del brillo, visión en túnel), trastornos de la audición (como audición disminuida y ruidos) y dolor en el cuello, hombros, parte baja de la espalda o dolor precordial.

Habitualmente la forma de presentación de este tipo de síncope ya se podría considerar diagnóstico.

¿Tienen algún tipo de tratamiento? Hay que decir que la base del tratamiento de los pacientes con síncope reflejo es la educación y transmitir tranquilidad en cuanto a la naturaleza benigna de este trastorno, concienciar de que a pesar que sea una situación desagradable para los pacientes no representa un peligro para su salud, siempre y cuando se tomen las precauciones correspondientes, sobre todo dirigidas a evitar traumatismos. En líneas generales, son:

  • Aprender a reconocer y evitar en lo posible los desencadenantes (p. ej., evitar los lugares abarrotados y calurosos, la deshidratación, situaciones de estrés, entre otros);
  • El reconocimiento precoz de los síntomas prodrómicos: sudoración, mareo, palidez, visión borrosa, náuseas, etc;
  • Realización de maniobras para interrumpir el episodio (p. ej., sentarse o tumbarse boca arriba con los pies en alto, si esto no es posible – realizar maniobras de contrapresión físicas, que se explican más abajo);
  • Cuando sea posible, los desencadenantes deben abordarse de forma directa, como la supresión de la tos en el síncope por tos;
  • Es importante mantener un buen control domiciliario de la presión arterial en caso de tomar fármacos hipotensores o diuréticos. No combinar dicha medicación con alcohol.

25v65n08-90147733fig31

Maniobras de contrapresión: Hay 2 tipos de maniobras que se han mostrado eficaces a la hora de prevenir el síncope:

  • Coge ambas manos tal como se muestra en la foto y tira hacia afuera con fuerza, sin separarlas.
  • Cruza ambas piernas como se muestra en la foto y contráelas fuertemente, utilizando también la musculatura glútea.

Estas maniobras se pueden realizar alternándolas o según sea la preferencia de cada paciente. Con ellas conseguimos evitar o por lo menos retrasar el síncope, evitando una caída brusca. Una técnica bien entrenada ha demostrado reducir la frecuencia de aparición de los episodios sincopales.

NOTA: ¿Has oído hablar alguna vez de las “Lipotimias”? Es otra forma de referirse a los síncopes reflejos.

Erika Torres Guerrero

Residente MFYC

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Actualizaciones de Twitter

A %d blogueros les gusta esto: