Centro de Salud Montequinto

Inicio » Promoción de la salud » ¡Y llegaron las fiestas! Consejos saludables al volante.

¡Y llegaron las fiestas! Consejos saludables al volante.

Centro de Salud Montequinto Av. Los Pinos, SN Dos Hermanas (Sevilla) Tel.: 955 928 650/51

Ver mapa

Horario de apertura:

CONSULTAS Lunes a Jueves de 8:00 a 20:00 h. Viernes de 8:00 a 17:00 h.

URGENCIAS Lunes a jueves de 20:00 a 8:00 h. y Viernes de 17:00 a 8:00 h. Sábados y domingos: 24 h.

Siempre que acuda al centro traiga consigo la Tarjeta Sanitaria

Pida cita telefónica a través de Salud Responde (902 50 50 60) o por Internet (InterSAS)

Cita On Line

Hace algunas semanas, participando en un congreso, se realizó una encuesta sobre conducción y salud. Cuál fue mi sorpresa al concluir la misma, de que en realidad tratamos muy poco este tema con nuestros pacientes en la consulta diaria. Reflexionando sobre ello, decidí “enmendar” mi falta aportando algunas recomendaciones básicas referente a aspectos de nuestra salud a tener en cuenta antes de iniciar la conducción.

drowsy_driving-515x190

¿Qué tengo que tener en cuenta al hacer un viaje largo en coche?

Cuando realizamos un viaje largo en coche hay muchos aspectos que pueden influir en nuestra conducción:

*Antes de iniciar el viaje es necesario estar descansado, si lo iniciamos por la mañana – haber descansado adecuadamente durante toda la noche, y si lo hacemos durante la tarde o noche – mínimo se necesitan 2 horas de descanso previas a la partida.

*Durante el viaje hacer pausas cada 2 horas de mínimo 15 minutos, salir del coche y caminar para activar la circulación, aumentará así el riego sanguíneo corporal previniendo problemas trombóticos sobre todo en miembros inferiores y mejorará la perfusión cerebral.

*¿Y la comida?, claro que se puede comer en los descansos, siempre recordando que, si comemos de forma abundante, rápida o comidas de difícil digestión estaremos somnolientos, ya que aumenta la circulación en nuestro sistema digestivo “secuestrando” temporal y parcialmente la irrigación de otros sistemas. También conviene evitar comer y dormir acto seguido, para no ralentizar el proceso de digestión.

*Hidratarse adecuadamente durante todo el camino, básicamente mantener el aporte adecuado de agua ¡Que estamos compuestos al 50% por agua! No abusar de bebidas energéticas, café, refrescos ya que nos podrían provocar molestias estomacales y cambios en nuestro estado de ánimo al volante.

870aa5636bf821d0

*Recuerda que en horas diurnas a pesar de estar en época de frio, luce en la mayoría de días ¡un sol espectacular!, disfruta de ellos protegido con tus gafas de sol evitando dolores de cabeza, disminución de nivel de visión y ralentización de los reflejos.

Tomo muchos medicamentos, ¿me impide esto la conducción?

Depende. Los principales efectos secundarios de los medicamentos que implican consecuencias negativas en la conducción son aquellos que tienen efecto sedante (ansiolíticos, antidepresivos…) – nos causan somnolencia y ralentizan nuestros reflejos, los que provocan alteraciones oculares – causantes de visión borrosa o trastornan la acomodación, alteraciones auditivas – acúfenos (zumbidos en oído), hipoacusia y los que producen vértigo, temblores, entre otros.

Los psicofármacos son el grupo de medicamentos que más nos pueden perjudicar la conducción dado su efecto tranquilizante, estimulante o sedante según sea el caso.

La aparición de estos efectos se produce de manera muy individual y muchas veces dosis – dependiente, se presentan de manera más frecuente al iniciar la toma del nuevo fármaco, en las primeras dosis, disminuyendo sus efectos con el tiempo. Otros fármacos que pueden causar los denominados efectos indeseables son los antihistamínicos, hipoglucémicos, antihipertensivos, algunos colirios.

El consumo de drogas supone un riesgo importante en la conducción, dados sus efectos negativos y larga vida media en sangre. Lo mismo ocurre con el síndrome de abstinencia ya que produce alteraciones en el comportamiento similares a las del consumo de tóxicos. Si has consumido alguna droga no conduzcas.

No está demás recordar que estamos siempre dispuestos a resolver vuestras dudas al respecto en cada caso de manera individual, acudiendo a las consultas para ello.

¿Y el alcohol?…

Una de cada tres víctimas mortales por accidente de tráfico en España al año son debidos a efectos del alcohol en la conducción. Si le sumamos las lesiones medulares que, en muchos casos, son irreversibles, veremos que estamos ante una de las mayores causas de siniestralidad y consecuentes problemas de salud en la actualidad.

Tras el consumo de una bebida alcohólica, ésta se absorbe rápidamente, sobre todo si tenemos el estómago vacío y la bebida es de alta graduación o está caliente, llegando a la sangre y cerebro, repercutiendo en el comportamiento del conductor creándole una falsa seguridad en sí mismo que le hace tolerar más riesgos, altera el tiempo de reacción, la percepción visual y causa déficit de atención, descoordinación motora, así como problemas de interpretación entre muchos otros.

Según el Reglamento General de Conducción la tasa de alcohol permitida para conducir un vehículo es de hasta 0,25 miligramos por litro en aire espirado (0,5 gramos en sangre) o 0,15 miligramos (0,3 gramos en sangre) en profesionales del transporte.

Lo óptimo es que si bebes – no conduzcas.

¿Qué más debo tener en cuenta?

Si tomas algún medicamento de forma crónica, no olvides llevarlos en cantidad suficiente para todo el viaje, así como todo lo necesario para garantizar una estancia “vigilada” de tu enfermedad (glucómetro, tiras reactivas, suficiente insulina en caso de padecer diabetes mellitus; tensiómetro en caso de pacientes con hipertensión, etc.). Antes de iniciar el viaje asegúrate de tener los factores de tu enfermedad bajo control.

Estrés…ese compañero indeseable

El estrés es un proceso psicológico normal que te permite dar una solución en situaciones emblemáticas. Gracias a él en pocos segundos fabricamos una estrategia de salida ante una situación que requiere una actuación rápida. El problema surge cuando la reacción de alarma alcanza unos niveles elevado o se prolonga en el tiempo, pasando a ser un serio problema de salud. En las situaciones de tráfico, las manifestaciones de estrés suelen ser contraproducentes y aumentar los riesgos para la seguridad.

Si estás en fase crítica de estrés será mejor que no conduzcas. Si conducir es imprescindible, hazlo con mucha precaución y siguiendo las recomendaciones antes mencionadas.

Debes saber que las estrategias de afrontamiento del estrés se pueden aprender y desarrollar, mejorarás tu calidad de vida y la seguridad al volante.

 

¡Felices fiestas a todos!

 

Erika Torres

Médico residente MFYC

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: