Centro de Salud Montequinto

Inicio » Avisos » Arañas en Montequinto: Mucha calma

Arañas en Montequinto: Mucha calma

Centro de Salud Montequinto Av. Los Pinos, SN Dos Hermanas (Sevilla) Tel.: 955 928 650/51

Ver mapa

Horario de apertura:

CONSULTAS Lunes a Jueves de 8:00 a 20:00 h. Viernes de 8:00 a 17:00 h.

URGENCIAS Lunes a jueves de 20:00 a 8:00 h. y Viernes de 17:00 a 8:00 h. Sábados y domingos: 24 h.

Siempre que acuda al centro traiga consigo la Tarjeta Sanitaria

Pida cita telefónica a través de Salud Responde (902 50 50 60) o por Internet (InterSAS)

Cita On Line

NOTA INFORMATIVA ANTE LA PRESENCIA DE ARAÑA LOXOSCELES MEDITERRÁNEA
(Consejería de Salud)

Ante las diferentes informaciones aparecidas en prensa sobre la existencia de arañas en la zona de Montequinto, La Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales informa:

Las arañas identificadas en el municipio de Dos Hermanas, según el estudio taxonómico de identificación realizado por técnicos de la Consejería de Igualdad Salud y Políticas Sociales es la araña parda mediterránea (Loxosceles. rufescens). Cabe resaltar que esta especie es distinta a otras especies del mismo género como son Loxosceles laeta o Loxosceles reclusa (reclusa parda). Ambas especies, distribuidas en Sudamérica y el continente Africano, son mucho más agresivas y venenosas, por lo que son las responsables del mayor número de casos de lesiones cutáneas graves (loxoscelismo cutáneo).

Como otras muchas especies de arañas de nuestra fauna, no es infrecuente que L. rufescens -especie autóctona en la Península Ibérica y en otros países del área mediterránea- tenga como hábitats adecuado, el interior de los edificios en áreas tanto urbanas como rurales. Así, se puede encontrar en distintos espacios de edificios de todo tipo, tanto en las propias viviendas como en otras
construcciones humanas de usos diversos, prefiriendo los lugares con poca iluminación, escondrijos en forma de oquedades, raseras de muebles que no se mueven con frecuencia, así como cualquier infraestructura arquitectónica o instalación con espacios con poca o ninguna actividad humana, siempre que encuentren las condiciones ambientales de temperatura y humedad adecuadas y las presas suficientes para su alimentación.

Su comportamiento ante los encuentros con humanos siempre es la huida y el ataque fortuito sólo se producirá en el caso de sentirse acosadas y sin escape, tal es el caso de los contactos accidentales en los que la araña se ve atrapada entre la piel humana y la ropa en la que ha sido sorprendida en sus desplazamientos o buscando refugio.

Hay que tener en cuenta que no todos los contactos tienen por que tener los mismos efectos en cuanto a la inoculación de las sustancias tóxicas que constituyen su veneno.

Existen varios factores que hacen que los tipos de reacciones sean muy diversas teniéndose especialmente conocimiento de aquellas que resultan ser graves. Entre estos factores cabe destacar:
1. El tamaño de los quelícero (parte de la boca con la introduce el veneno), que en la fases de ninfa (no adulta) son tan pequeños que difícilmente atraviesan la piel.
2. La cantidad de veneno que contiene de la glándula venenosa que a veces provoca picaduras secas (sin capacidad de inocular veneno)
3. La zona del cuerpo donde se produce la picadura y el grosor que tenga la piel de la zona.
4. La cantidad de veneno inoculado (que se introduce en la piel) y la profundidad de la picadura.
5. El estado del sistema inmunológico del afectado.

En cualquier caso, hay que dejar claro que el veneno de esta especie es mucho menos agresivo que el de sus parientes americanas o africanas, y que es más común la reacción edematosa que la necrótica, siendo ésta mucho más rara.

Recomendaciones
Las recomendaciones de medidas preventivas dirigidas a eliminar o minimizar el riesgo de contactos con esta especie no son distintas a otras relacionadas con la desinsectación de nuestros hogares, aunque teniendo en cuenta sus preferencias ecológicas y etológicas (de comportamiento), hay que poner especial énfasis en algunas, como son:

– Como medida general, la limpieza de las habitaciones de la vivienda, deteniéndose especialmente en la eliminación de telas de araña, aunque la mayoría de las visibles serán de otras especies, así evitamos tener que descartar su identificación.

– La remoción y limpieza de los cuadros, muebles apoyados en la pared u otros objetos como electrodomésticos que no se mueven con frecuencia. Suelen pasar desapercibidos los bajos de los muebles y armarios. En los sitios de fácil acceso una aspiración potente suele ser muy eficaz.

– En lugares de difícil acceso, como trasera de armarios de difícil traslado, sistemas de ventilación de baños, huecos de techos con instalaciones de aire acondicionado centralizado, etc. es posible utilizar la aerosolización de insecticidas domésticos o aporizadores de agua caliente.

– En trasteros, sótanos, huecos de ascensores y cuartos de saneamiento, la limpieza debe ser mucho más exhaustiva ya que es el lugar idóneo para que se establezcan poblaciones más importantes, debido a la disponibilidad de alimento y condiciones ambientales muy estables.

– Hay que tener en cuenta también los elementos barrera (tapar grietas, verificar las tapas de los desagües, cierre de puerta con burlete bajo etc), para aislar la vivienda, especialmente en el caso de viviendas de bajos, próximas a zonas ajardinadas que tengan lugares propicios para el establecimiento de poblaciones naturales, como zonas rocosas o muros de piedra o ladrillo.
Cabe destacar igualmente el uso de mallas mosquiteras especialmente en las rejillas del sistema de ventilación de los baños.

Medidas Correctoras

Las medidas correctoras se centran en los tratamientos con biocidas, en este caso insecticidas de amplio espectro con materias activas de la familia de las piretrinas o piretroides (d-trans-tetrametrina, d-fenotrin, acetamiprid, entre los autorizados como insecticida). El tratamiento siempre que se realice por la población debe utilizarse productos autorizados por el Ministerio con competencias en sanidad para “uso doméstico” y mantener especial atención y leer con detenimiento las instrucciones relativas
a las medidas de seguridad en la etiqueta del preparado biocida.

En el caso de tratamiento en espacios público, es imprescindible la realización de diagnosis previa por parte de la empresa especializada autorizada, que justifique el tratamiento en función de la presencia de la especie diana y adoptando las medidas de seguridad para los usuarios de los espacios tratados, especialmente en el caso de utilizar procedimientos que produzcan humos o pulverización fina. En el caso de espacios cerrados (edificios), deben de cerrarse todas las salidas en este tipo de aplicaciones,
especialmente si tienen comunicación con las viviendas colindantes (como es el caso de los shunts de baños).

Nota Informativa ante la presencia de araña loxosceles mediterránea – Consejería de Salud (PDF 72 KB)

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: