Centro de Salud Montequinto

Centro de Salud Montequinto
Av. Los Pinos, SN
Dos Hermanas (Sevilla)
Tel.: 955 928 650/51

Ver mapa

Horario de apertura:

CONSULTAS
Lunes a Jueves de 8:00 a 20:00 h.
Viernes de 8:00 a 17:00 h.

URGENCIAS
Lunes a jueves de 20:00 a 8:00 h. y
Viernes de 17:00 a 8:00 h.
Sábados y domingos: 24 h.

Siempre que acuda al centro traiga consigo la Tarjeta Sanitaria

Pida cita telefónica a través de Salud Responde (902 50 50 60) o por Internet (InterSAS)

Cita On Line

TELÉFONOS DE INTERÉS

Unidad de Gestión Clínica Montequinto
955 92 86 50/51

Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla
955 01 92 00

Emergencias Sanitarias
061

Urgencias Sanitarias
902 505 061

Salud Responde
902 505 060

Emergencias
112

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 365 seguidores

Doctor me duele la garganta, ¿por qué no me da antibiótico?

Al cabo de un año en toda España, más de 4 millones de consultas a nuestros médicos del centro de salud son a causa del dolor de garganta, siendo la causa principal en la mayoría de los casos las infecciones.

Hoy nos vamos a centrar en los dolores de garganta causados por infecciones, ya que son muchos los gérmenes responsables y cursan con una clínica muy parecida. Para ser más exactos, vamos a hablar de dolores de garganta que necesitan en su tratamiento antibiótico y los que no lo necesitan.

8277-2

¿Por qué esta entrada en el blog?

El motivo de esta entrada informativa es el de enseñar a distinguir esas dos o tres características que hace que un dolor de garganta deba o no deba recibir antibiótico, y así usar mejor estos fármacos. ¿Y por qué hay que hacer un buen uso de los antibióticos? Para evitar que en un futuro los antibióticos dejen de hacer efecto por el hecho de haberlos estado usando sin control y haber generado bacterias resistentes a los mismos.

 

Faringitis Bacterianas

Suele aparece dolor de garganta intenso, de forma brusca, con dolor para tragar. Sobre las amígdalas, pueden aparecer las conocidas placas amigdalares de color blanquecinas. Además es característico que haya fiebre de más de 38 ºC, y muy mal cuerpo en general. En ocasiones aparecen adenopatías, ganglios inflamados, debajo de la mandíbula y por el cuello. Resulta muy característica la ausencia de tos.

1208944470_f

Faringitis Víricas

Duele la garganta, congestión nasal con moqueo, ronquera, tos, dolor de oídos.

Mononucleosis (la “enfermedad del beso”)

Podríamos decir que los síntomas son parecidos a los de la faringitis bacteria pero de una intensidad muy superior: muy mal estado en general, disminución de peso, fiebre, dolor de garganta y abundantes placas amigdalares, y lo más característico: muchas adenopatías (ganglios inflamados) por varias zonas del cuello y cara, inflamación del hígado y bazo que nuestros médicos sabrán detectar con una exploración abdominal adecuada.

Concluyendo…

Para saber si estamos ante una faringitis que necesita antibiótico o no lo necesita, las guías clínicas en las que se basan lo profesionales sanitarios establecieron los llamados criterios Centor: una serie de requisitos que nuestros pacientes deben reunir para considerar el tratamiento antibiótico.

Los criterios Centor son cuatro, y mínimo se debe reunir 3 para considerar la toma de antibiótico:

  • Fiebre de más de 38ºC
  • Ausencia de tos
  • Presencia de adenopatías
  • Presencia de placas amigdalares

Tratamiento

Por tanto: si usted piensa que, después de haber leído lo anterior, no necesita antibiótico, no los tome, y trate su dolor de garganta con Paracetamol o Ibuprofeno cada 6 u 8 horas, tomando líquidos, miel con limón… con el objetivo de mantener la garganta siempre húmeda.

Y si considera que necesita tomar antibiótico, tampoco lo tome sin haber consultado antes con su médico.

 

Álvaro Delgado Osuna

Residente MFyC

Todo sobre “mi alergia”

Antes de adentrarnos en el mundo de las alergias, vamos a trasladarnos al pasado para descifrar y comprender el significado de esta palabra. ALERGIA viene del griego, de las palabras griegas alos y ergos. Alos quiere decir otro, diferente, extraño. Ergos quiere decir reacción. Por lo que alergia quiere decir reacción frente a lo diferente, frente a lo otro, frente a lo extraño, porque la alergia es una reacción frente a sustancias extrañas al organismo, sustancias externas y diferentes a los componentes propios del organismo de cada uno.

a325970dc1dadc9246c1caec2ff42f59

¿Qué es la alergia?

La alergia es una reacción de defensa del organismo contra sustancias externas que penetran en el cuerpo. Esas sustancias pueden penetrar por el aparato digestivo (alimentos, medicamentos), por el aparato respiratorio (inhalantes), absorbidas por la piel (contactantes), o atravesando la piel (inyecciones, picaduras). El sistema inmune del cuerpo reconoce esas sustancias como extrañas e intenta neutralizarlas. Las personas sin alergia, las neutraliza sin dañarse a sí mismo, mediante mecanismos llamados de tolerancia. Las personas con alergia las intentan neutralizar por mecanismos que se vuelven dañinos contra el propio organismo, y causan los síntomas de alergia.

Y… ¿qué  son los alérgenos?

Los alérgenos son sustancias que, cuando ingresan a un organismo, lo deja en una situación vulnerable al desarrollo de los fenómenos vinculados a una alergia. Son sustancias extrañas al cuerpo humano, y en ocasiones se dice que son inofensivas, pero no lo son, pues muchas tienen acciones químicas dañinas sobre el organismo. Existen muchos tipos de alérgenos:

  • Inhalados o aeroalérgenos (pólenes, ácaros, epitelios de animales…).
  • Alimentarios (proteínas de leche de vaca, huevo, frutas, frutos secos…).
  • Fármacos (antibióticos, antiinflamatorios, anesté­sicos…).
  • De contacto (níquel, cromo, perfumes…).
  • Ocupacionales o laborales (látex, harina de trigo…).
  • Veneno de insectos (abeja, avispa…).

Frecuencia de la alergia

Es muy frecuente, se calcula que una cuarta parte de las personas de los países desarrollados tienen alguna alergia. Los síntomas que causa a veces son muy intensos y evidentes, y otras veces pasan desapercibidos y apenas causan molestias. La alergia ha aumentado muchísimo en los últimos 20-30 años. El motivo de este aumento no se sabe, aunque hay diversas teorías sobre la acción de la alimentación, las infecciones, la contaminación, etc… que echan la culpa al “modo de vida occidental”, ya que es más frecuente en los países desarrollados.

En cuanto a la edad es más frecuente en niños y adolescentes que a otras edades, pero puede aparecer en cualquier momento de la vida. Además aparece frente a cosas que durante años se han tolerado perfectamente, como frutos secos, mariscos, animales, etc.

Predisposición y herencia

Hay que tener claro, que la alergia no se hereda. Se puede heredar la predisposición o facilidad para desarrollar alergia en general, no frente a sustancias concretas. Como las personas se hacen alérgicas a las cosas que hay en su ambiente, es fácil que padres e hijos se hagan alérgicos a las mismas cosas, pero no porque se hereda esa alergia, sino porque comparten el mismo ambiente.

Pero no solo aparece  en personas predispuestas. Aparece con más facilidad y más rápidamente en las personas predispuestas, pero las personas sin familiares alérgicos también pueden desarrollar alergia.

También es importante dejar claro, que las personas predispuestas no siempre van a desarrollar una alergia. La aparición de una alergia depende de la predisposición, pero además del ambiente en el que vive uno. Por ejemplo si un niño vive desde el nacimiento en un domicilio con moquetas, o muchas telas, puede hacerse alérgico a los ácaros del polvo, aunque no tuviera predisposición genética.

¿Cómo se desencadena la alergia y que síntomas tiene?

Para que una persona se haga alérgica, se necesita al menos un primer contacto con el alérgeno, pero para que presente síntomas de alergia, se necesita más de un contacto.

En un determinado momento empieza el proceso de sensibilización: la persona va formando inmunoglobulinas frente a un alérgeno concreto. Inicialmente el nivel de inmunoglobulinas es bajo, o la cantidad de alérgeno es pequeña, y la persona aparentemente está tolerando bien el alérgeno. El nivel de inmunoglobulinas va subiendo, hasta que alcanza un nivel determinado a partir del cual el contacto con el alérgeno ya desencadena síntomas. ¿Pero cómo se desencadenan los síntomas? Hay unas células del cuerpo que llevan inmunoglobulinas frente a un alérgeno concreto, cuando estas lo reconocen liberan una seria de componente químicos, que causan inflación interna, desencadenan los síntomas y atraen a mas células que prolongan la inflamación, manteniendo en actividad la alergia.

Los síntomas son muy variados, y dependen de en qué parte el cuerpo se libere los componentes químicos mencionados. En los pulmones, en los bronquios causa asma, en la nariz causa rinitis, y en los ojos conjuntivitis. En la piel puede causar urticaria, angioedema o inflamación, dermatitis atópica, o dermatitis de contacto. Pueden aparecer síntomas digestivos con dolor, gases, vómitos o diarreas poco a muy intensas. Puede originar una mezcla de síntomas, y es lo que se llama anafilaxia, apareciendo malestar, mareos, y caída de la tensión o shock.

Estos síntomas pueden repetirse, pero también puede haber cambios en la intensidad de los síntomas, cambios en el tipo de síntomas; se puede empezar con síntomas de nariz, y con el tiempo aparecen síntomas de asma o de otro tipo.

¿Y en que época del año aparece la alergia? La aparición de la alergia, depende del alérgeno. Algunos aparecen en cualquier momento, como un alimento que se toma en una determinada ocasión. Otros están presentes todo el año por igual, como los animales en casa. Otros están todo el año, con subidas y bajadas, como los ácaros, que aumentan en otoño y primavera.

¿Las personas con síntomas deben hacerse un estudio de alergia?

Depende de varios factores: de cómo sean de intensos y limitantes esos síntomas, de si se sospecha alguna alergia, de si se identifica otra causa, de cómo responden a la medicación, y de cómo van evolucionando con el tiempo, a mejor o peor. Cuanto peor sean esos factores, de más intensidad, de mayor sospecha, de mala respuesta al tratamiento o de mala evolución, más indicado está el hacerse el estudio cuanto antes. Si los síntomas son intensos y con mala evolución, aunque la alergia no parezca probable, está indicado hacer un estudio para descartar una causa alérgica tratable, ya que se podría obtener una gran mejoría. Si los síntomas son de poca importancia, el estudio se puede retrasar, permaneciendo pendiente de cómo van evolucionando. Consulten a su médico habitual y valoren conjuntamente las ventajas e inconvenientes de un estudio alergológico.

Tratamiento de la alergia.

Debemos tener en cuenta tres tipos de tratamiento: el de rescate o de alivio de los síntomas, el preventivo o antiinflamatorio continuo, y el etiológico o de la causa, que puede ser de evitación de alérgenos y de inmunoterapia o vacunas.

TRATAMIENTO NO FARMACOLÓGICO (¡muy importante!)

Es fundamental y, en las alergias leves a veces puede ser suficiente para controlar los síntomas. Se basa, en general, en la evitación de exposición a la sustancia a la que tenemos alergia: Evitar toma de medicamentos o alimentos que nos dan alergia, en caso de alergia al polvo, usar aspirador en lugar de barrerlo usando mascarillas durante la limpieza; y en caso de alergia a diferentes pólenes: en época de polinización (primavera por ejemplo), evitar parques, no ir en bicicleta, evitar ventilar mucho tiempo la vivienda, cambiarse de ropa al llegar a casa… Todo destinado a disminuir la exposición a dichas sustancias.

En ocasiones no será suficiente con estas medidas y hará falta usar algún medicamento. Aun así, seguir estas recomendaciones hará más fácil el control utilizando menos medicación.

TRATAMIENTO FARMACOLÓGICO

  1. Tratamiento preventivo.

El tratamiento preventivo también se conoce como tratamiento de mantenimiento, profiláctico, continuo, de base, de control. Es el tratamiento que se utiliza cuando una persona padece síntomas de asma o de otras alergias de forma repetida o grave, para evitar la aparición de esos síntomas. El paciente nota sus efectos con lentitud (a diferencia de lo que sucede con el tratamiento de rescate, que es muy rápido), en días o semanas. El efecto fundamental del tratamiento preventivo es disminuir la inflamación para así disminuir los síntomas.

¿Pero cuando tomamos este tratamiento preventivo? Se debe tomar todos los días que indique su médico de familia, sin interrupciones, aunque aparentemente se esté bien. Generalmente se toma todos los días del año, pero si sólo tiene síntomas una estación del año, el médico le indicará si puede suspenderlo fuera de esa temporada.

¿Cómo se aplica este tratamiento? Se puede aplicar por vía tópica o local, o por vía general o sistémica. La vía tópica o local se refiere a medicamentos que se ponen sólo en la zona afectada: inhaladores para los síntomas de asma, sprays para la nariz, gotas en los ojos, cremas para lesiones de piel. Estos medicamentos llegan directamente a la zona que tiene síntomas. La vía general o sistémica se refiere a medicamentos que se toman por boca, se absorben en el estómago y por la sangre llegan a todos las zonas del cuerpo, tengan síntomas o no, estén inflamadas o no. La otra vía sistémica es mediante inyecciones.

  1. Tratamiento de rescate

El tratamiento de rescate también se conoce como tratamiento de los síntomas o sintomático, tratamiento de alivio o aliviador. Es el tratamiento que se utiliza cuando una persona padece los síntomas de su alergia, para que esos síntomas sean lo más leves posible y desaparezcan cuanto antes. Su efecto es rápido, y habitualmente se utiliza durante periodos cortos de tiempo.

¿Cuándo debe usarse el tratamiento de rescate? Se debe tomar cuando empiezan a presentarse los síntomas, aunque al principio sean leves. Los pacientes o sus familiares aprenden a identificar los síntomas en fases iniciales y saben cuál suele ser la evolución posterior. Si se usa el tratamiento de rescate en esas fases iniciales, generalmente se evita el que los síntomas vayan a mayor intensidad y se hagan muy duraderos. Suele ser mejor dar pronto el tratamiento de rescate, aunque luego se quede en una falsa alarma, que esperar y que los síntomas se agraven y prolonguen.

¿Cómo se aplica este tratamiento? Según los síntomas que se presenten, se puede aplicar por vía tópica o local, o por vía general o sistémica.

Hay que tener en cuenta que el tratamiento de rescate se usa durante períodos cortos de tiempo, hasta que desaparecen los síntomas. Cuando se necesita tratamiento de rescate más de 8-10 días es conveniente la valoración por el médico. Esta prolongación puede ser señal de que ha aparecido alguna complicación o de que hay alguna otra causa para los síntomas. El médico valorará si necesita otro tratamiento distinto al que está tomando

¿Cómo evoluciona la alergia?

Puede evolucionar de todas las maneras, a mejor, a peor, o a quedarse igual. Algunas personas van adquiriendo nuevas alergia, o nuevos síntomas, o síntomas más intensos con el tiempo. Otras se mantienen en el mismo nivel de síntomas, otras van teniendo cada vez menos síntomas y menos intensos, y en otras los síntomas llegan a desaparecer por completo.

La evolución de una alergia depende de la predisposición individual, del grado de atopia de cada uno, y depende de que el tratamiento se realice mejor o peor. Las personas atópicas, con facilidad para desarrollar y mantener alergias tienen más dificultad para una evolución favorable. Las personas que cumplen mejor el tratamiento prescrito por su médico evolucionan mejor y tienen mejor pronóstico. Evidentemente el primer paso para tratar una alergia es identificarla, para lo cual se necesita un estudio. Si una persona con asma u otra enfermedad tiene una alergia y no se identifica, seguirá expuesta al alérgeno o alérgenos, y la evolución será peor.

¿Se cura la alergia?

La alergia desaparece por completo en algunos casos; en otros casos puede permanecer, pero se pueden mejorar muchos los síntomas. La desaparición se pueda dar de manera espontánea, y otras veces con el tratamiento que le recomiende su especialista. Hay pacientes que con el tiempo desarrollan tolerancia a la sustancia a la que tenían alergia, y no necesitan ninguna precaución especial con ella, igual que las personas que nunca le han tenido alergia.

Alfonso Lira

Residente MFyC

Tengo lunares

Los encontramos de todos los tamaños, formas, colores, en algunos casos se avistan agrupados mientras que en otros van aislados, los tenemos “de toda la vida” o de aparición reciente…todos ellos adornan nuestra piel contribuyendo a formar de nosotros un ser único e irrepetible.

¿Qué son los lunares?

Los nevus melanocíticos popularmente conocidos como lunares, son proliferaciones benignas derivadas de los melanocitos, que son las células responsables de la pigmentación de la piel. A lo largo de la vida se pueden desarrollar de media de 20 a 50 nevus melanocíticos, aparición influenciada por factores genéticos, ambientales – en gran medida el grado de exposición solar, edad -se ven más en la adolescencia y embarazo, con tendencia a desaparecer en la ancianidad, entre otros. El color varía según la profundidad a la que se encuentre la célula pigmentada en la piel, siendo marrón si esta en los estratos superficiales (epidermis) y tornándose azulado si la distribución está en las capas más profundas de la dermis.

Aquellos que los tenemos desde el nacimiento o que aparecen a los pocos días se denominan nevus melanocíticos congénitos, a veces adoptan formas muy curiosas, pueden ser planos o sobreelevados, y tener vellos en su superficie. Se dividen según su tamaño en pequeños, medianos y gigantes.

Si los nevus aparecen en la infancia o a lo largo de la vida se denominan nevus melanocíticos adquiridos, suelen ser simétricos, bien delimitados, de coloración uniforme, pueden sobreelevarse con los años y depigmentarse.

Y ¿por qué nos alarman tanto sobre los lunares?

Existe un tipo de nevus melanocítico adquirido llamado nevus atípico, y se denomina así por no seguir el mismo patrón que sus congéneres, se presentan asimétricos, con bordes mal definidos y otras características que hacen sospechar signos de malignidad, aunque histológicamente sean una lesión benigna. No obstante, requieren un seguimiento y en determinados casos extirpación profiláctica por su potencial malignización, sobre todo si se tiene antecedentes familiares de melanoma, historial de larga exposición solar o múltiples nevus de este tipo.

¿Qué es el melanoma?

Es un tipo grave de cáncer de piel, que surge cuando los melanocitos que componen los nevus se convierten en malignos, si se detecta en sus fases iniciales la probabilidad de cura es muy alta. El mayor riesgo reside en su afinidad por invadir tejidos cercanos y diseminarse por todo el cuerpo a diferencia de otros tipos de cáncer de piel.

Entonces, ¿cómo detectar un lunar sospechoso?

Un lunar se convierte en sospechoso si presenta cambios en su forma, color, diámetro, bordes y sobre todo si evoluciona rápidamente en pocos meses y más aún si aparece después de los 35-40 años.

Las personas que presentan mayor riesgo son las de fototipo I y II ( personas de piel y ojos claros), antecedentes de quemaduras solares en la infancia, larga exposición solar, tener más de 100 nevus, haber padecido melanoma en el pasado o en sus familiares.

La Socicedad Española de Oncología Médica (SEOM) reocmienda el uso del ABCDE como guía de utilidad en el diagnóstico precoz de melanoma.

lunares-300x184

Para una detección precoz es fundamental en nivel de implicación de cada persona. Diríjase a la consulta en caso de encontrar 2 o más cambios en un nevus de los arriba indicados.

Erika Torres

Residente de MFyC

 

 

 

 

 

 

 

¿Qué puedo hacer para prevenir mi dolor de espalda?

El dolor de la parte baja de la espalda o lumbalgia es una de las patologías más frecuentes en la población, de hecho hay estudios que aseguran que hasta el 80% de la población sufre alguna vez en su vida dolor lumbar; además supone una importante carga para la persona que la sufre tanto desde el punto de vista médico como psicológico, laboral e incluso económico dada la limitación que produce. Aún así, la mayoría de las lumbalgias tienen un buen pronóstico y acaban resolviéndose.

Es muy importante la prevención así como el conocimiento de posturas, estiramientos y remedios mecánicos para aminorar las molestias y evitar que éstas aparezcan. Para ello os damos las siguientes instrucciones que, si se llevan a cabo, resultan bastante útiles. Se trata de correcciones que podemos hacer en nuestro día a día y que permitirán que nuestra espalda goce de más salud.

6973368925_6491f6f005

¿Qué hago para levantarme sin dolor de espalda?

Es importante dormir de lado o bocarriba con un cojín debajo de las rodillas; no se debe dormir bocabajo.

El colchón es muy importante, éste debe ser duro y firme. La almohada debe ser confortable.

Es recomendable levantarse despacio, poniéndose primero de lado, luego dejando caer las piernas suavemente y apoyando las manos en el colchón para levantarse. Cuando se está sentado en la cama los pies deben estar apoyados en el suelo.

Los estiramientos matutinos son buenos así como la ducha caliente en la zona donde haya molestias.

¿Cómo debo sentarme?

Sentarse bien es muy importante. Es fundamental usar una silla que sujete la espalda derecha. Evite los sofás o sillones que le hacen resbalarse.

Se recomienda también mantener las rodillas un poco más altas que el trasero cuando se está un largo tiempo sentado (por ejemplo al ver la tele), para ello podría usarse un taburete para los pies.

Evite cruzar las piernas, es mejor cruzar los tobillos.

Al levantarse de la silla, debemos hacerlo apoyándonos en los reposabrazos o en nuestras rodillas.

¿Y si conduzco habitualmente? Pues para conducir es importante parar cada 2 horas para hacer estiramientos y ajustar la silla de forma que podamos usar los pedales manteniendo la espalda pegada a la silla.

¿Y si paso muchas horas delante del ordenador?

La actividad laboral de muchas personas está estrechamente relacionada con estar muchas horas delante de un ordenador, para ello os damos los siguientes consejos:

  • La mesa debe estar a la altura de los codos y la pantalla a la altura de los ojos.
  • Se recomienda alternar la mano con la que se usa el ratón.
  • Cambie de tarea a menudo, haga pausas breves para andar o estirar cuello y brazos.

¿Qué puedo hacer si paso muchas horas de pie?

Si ha de estar de pie, debe cambiar de postura a menudo, de pequeños paseos o ponga un pie encima de un taburete.

Si se apoya en la pared, puede relajar la espalda.

Es importante caminar derecho, como si estuviera disfrutando del paisaje.

Debemos acostumbrarnos a girar con todo el cuerpo y no sólo con la cintura.

Se recomienda usar zapatos de tacón bajo, de 2 a 5 cm.

¿Qué podemos hacer para las tareas del hogar?

De forma general, es mejor limpiar un poco cada día que hacer una limpieza general.

La encimera de la cocina debe estar a la altura de la cintura.

Cambie de tarea a menudo y siéntese para planchar.

A la hora de hacer la cama, lo ideal sería hacerla o de rodillas o con las rodillas flexionadas pero no con la espalda doblada.

Barra y friegue de lado, con la escoba pegada al cuerpo.

Si empujo un objeto debo hacerlo con las piernas, flexionando el cuerpo para adaptarme a él y, preferiblemente, hacer varios viajes si voy a cargar peso para no llevar a cargo grandes dimensiones.

Algo tan común como coger un objeto del suelo debería hacerse poniéndose en cuclillas y no doblando la espalda.

¿Qué medidas generales de salud ayudarán a prevenir el dolor de espalda?

Es importante hacer ejercicio, preferiblemente natación o bicicleta clásica (no de montaña) y, como norma general, todo ejercicio que haga no puede generarle dolor, debe acabar cansado pero no dolorido.

Otro aspecto realmente relevante es la pérdida de peso si le sobra, pues el sobrepeso y la obesidad se han relacionado directamente con el aumento de incidencia de dolor lumbar.

¿Cuándo debo contactar con mi médico de familia?

También es importante conocer cuándo debo preocuparme y consultar a mi médico, pues el dolor de espalda es diferente, para ello os damos los siguientes signos de alarma:

  • El dolor de espalda le despierta por la noche o no mejora con el reposo.
  • Si presenta además fiebre o febrícula, cansancio, pérdida de apetito o de peso.
  • Si el dolor le pasa a una pierna.
  • Si el dolor es intenso o no mejora con el tratamiento inicial.

 

Fuente: semfyc

Enrique Rguez. Lora

Residente MFyC

 

Infecciones de transmisión sexual (ITS) III: Herpes genital.

herpes-genital¿Qué es el herpes genital?

Es una infección producida por virus que causan ampollas y úlceras dolorosas en labios, vagina, pene o ano. Es una infección crónica que cursa a brotes.

¿Cómo se transmite el virus herpes?

Por contacto de piel y mucosas. También se puede transmitir aunque no haya sintomatología.

¿Qué síntomas produce?

La mayoría de las personas no presenta síntomas de la infección o son mínimos. Sin embargo, si se producen síntomas, son muy pronunciados, apareciendo a los 2-20 dias: sensación de hormigueo o escozor, enrojecimiento y aparición de ampollas dolorosas, que se rompen dando lugar a úlceras. También puede haber fiebre, dolor de cabeza y dolores musculares.

Una vez que este primer brote cura, el virus queda latente en el organismo, pudiendo posteriormente reactivarse y producir nuevos brotes, aunque nunca son tan severos como el primero.

¿Cómo se diagnostica el virus herpes?

El diagnóstico se hace fundamentalmente tomando muestras de las lesiones.

¿Cuál es el tratamiento?

No existe un tratamiento que cure totalmente el herpes pero se pueden utilizar medicamentos antivirales para disminuir la intensidad de los brotes.

¿Qué precauciones debo adoptar con mi/s pareja/as?

Las personas con herpes deben abstenerse de tener relaciones sexuales cuando tengan lesiones u otros síntomas de herpes. Aunque la persona no tenga síntomas puede infectar a sus parejas sexuales.

¿El herpes aumenta el riesgo de contraer el VIH?

El herpes multiplica el riesgo de contraer el VIH. Si tiene herpes y VIH, puede transmitir ambas infecciones más facilmente.

¿Cómo puedo disminuir el riesgo de contraer herpes?

Las relaciones sexuales con preservativo no están exentas de riesgo si las lesiones producidas por el herpes no están cubiertas por el preservativo.

Infecciones de transmisión sexual (ITS) II: La sífilis

sifilis-vdrl

¿Qué es la sífilis?

Es una infección de transmisión sexual causada por una bacteria. Es sencilla de tratar y curar, pero si no se trata a tiempo puede tener consecuencias graves. Puede no presentar síntomas y, por tanto, se puede transmitir a otras personas sin saberlo.

 ¿Cómo se transmite?

Cuando la boca, genitales, ano u otra parte del cuerpo se ponen en contacto con las lesiones de una persona que está infectada.

¿Cuáles son los síntomas de la sífilis?

Fase primaria
2-3 semanas después del contacto sexual puede aparecer una pequeña úlcera, indolora y dura, en los genitales , ano o boca. Aunque no se haya tratado desaparece generalmente en 3-6 semanas. Si no se ha tratado, la infección continúa propagándose en el organismo.
Fase secundaria
Si no se trata, se inicia la fase secundaria, con manchas en la piel, sobre todo en las palmas de las manos y plantas de los pies. Suelen desaparecer espontáneamente.
Fase latente
Si continúa sin tratarse, se pasa a la fase latente en la que no hay síntomas. Sólo muchos años después pueden aparecer síntomas graves como dificultad para coordinar los movimientos, parálisis,  ceguera, demencia y enfermedades del corazón.

¿Cómo puedo saber si tengo sífilis?

Mediante un análisis de sangre.

¿Cuándo debo hacerme el análisis?

Si tiene una úlcera en genitales, boca o región anal.
Sí su pareja ha sido diagnosticada de sífilis.
Una o dos veces al año si tiene prácticas de riesgo

 ¿Cómo se trata la sífilis?

Se trata y cura con antibióticos.

Si tengo sífilis ¿qué precauciones debo adoptar con mi/s pareja/as?

Informe a sus parejas sexuales recientes para que acudan a consulta.
Evite tener relaciones sexuales, incluso con preservativo, hasta que usted y su pareja reciban tratamiento y los síntomas hayan desaparecido, y así evitar que se vuelvan a infectar el uno al otro.

¿La sífilis aumenta el riesgo de contraer el VIH?

La sífilis multiplica el riesgo de contraer el VIH. Si tiene sífilis y VIH, puede transmitir ambas infecciones más fácilmente.

¿Cómo puedo disminuir el riesgo de contraer sífilis?

Los preservativos reducen el riesgo de infectarse aunque no lo eliminan totalmente ya que solo protegen el área que cubren.

Infecciones de transmisión sexual (ITS) I: VIH, el SIDA

sida-300x176
¿Qué es la infección por VIH/sida?

La palabra sida corresponde a las iniciales del Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida. El sida es un estado avanzado de la infección causada por el VIH (virus de inmunodeficiencia humana) que provoca la destrucción progresiva del sistema inmunitario.

¿Cómo se transmite el VIH?

A través de la sangre, el semen, las secreciones vaginales y la leche materna de las personas infectadas.
Esto significa que el VIH puede transmitirse por tres vías: sexual, sanguínea y de madre a hijo/a.
Vía sexual: en las relaciones sexuales con penetración (vaginal, anal u oral) sin preservativo. La penetración anal es la de mayor riesgo, seguida de la vaginal. Las relaciones buco genitales tienen menor riesgo para el VIH pero sí que tienen riesgo para la transmisión de infecciones de transmisión sexual.
Vía sanguínea: al compartir jeringas, agujas o cualquier instrumento cortante que haya estado en contacto con sangre infectadas.
Vía madre-hijo/a: cuando la mujer es seropositiva (tiene el VIH) puede transmitir el virus a su bebe durante el embarazo, parto o lactancia, aunque hoy en día con un adecuado control médico ese riesgo está prácticamente eliminado.

¿Cómo no se transmite el VIH?

El VIH no se transmite en los contactos cotidianos: besos, caricias, WC públicos, duchas, tos, estornudos, vasos, cubiertos, alimentos, lugares de trabajo, colegios, gimnasios, piscinas…
Tampoco se transmite a través de la saliva o el sudor, ni por picaduras de insectos o por el contacto con animales domésticos.

¿Cómo puedo saber si soy portador del VIH?

Mediante un análisis de sangre específico. El análisis es totalmente fiable cuando ha transcurrido un período de tres meses (“periodo ventana”) desde la práctica de riesgo hasta la realización del test.

¿Cuándo debo hacerme los análisis?

•    Cuando haya tenido prácticas de riesgo: relaciones sexuales de penetración o sexo oral sin preservativo, con personas de las que se desconoce su situación respecto al VIH.
•    Una o dos veces al año si tiene prácticas de riesgo.

¿Cómo se trata el VIH?

Cuando la inmunidad empieza a deteriorarse, años después de haberse producido la infección, es el momento de iniciar el tratamiento con antirretrovirales.

Si tengo VIH ¿qué precauciones debo adoptar con mi/s pareja/as?

Utilizar preservativo en todas y cada una de las relaciones sexuales de penetración anal, vaginal y oral.

¿Cómo puedo prevenir la infección por el VIH?

Esta demostrada la eficacia del preservativo como método preventivo ante el VIH y otras infecciones de transmisión sexual.

Estíbaliz García

Residente MFyC

@csmontequinto

A %d blogueros les gusta esto: